Sueño.1

En verdad soñé esto, que haya acabado con forma de poema es totalmente fortuito.

Sueño que me llamas
para reparte algo
una fuga, nada extraño;
abres la puerta de una casa
para mí desconocida
no dices palabra,
yo tengo claro lo que pasa…

Siempre me ha gustado protegerte,
arreglar lo que se estropea,
jugar a ser tu héroe,
descubrirme en lo que queda.

Hay un fantasma en el fondo
cambia entre nuestra forma
tiene mi rostro
pero ve con tus ojos
tiene tu boca
pero habla con mis labios
nos mira con desprecio
con indiferencia
con hastío
ha vivido miles de días
y no lo hemos comprendido.

Guardo las herramientas,
busco la salida
tú ya no me acompañas
afuera es un día soleado
y mi fantasma espera.